lunes, 13 de febrero de 2017

Naamah, Faith Carroll


 Naamah
Faith Carroll
Red Apple ediciones
Mayo 2016
Pranormal, Romantica
273 paginas, 2.99€
2º Damnare
 
Por mucho que pase el tiempo no cura todas las heridas. Tras más de un año desde aquella noche, Liva Arkadi no está segura de si algún día llegará a sanar del todo. Convertida en una Damnare perpetua ha decidido dejarlo todo atrás: su familia, la ciudad que la vio nacer, el recuerdo de quién le rompió el corazón para siempre y solo sus compañeros cazadores la acompañan en su viaje a una nueva vida nómada.
Pero cuando todo parece volver a encauzarse, una desaparición la hace volver a la ciudad del pecado dónde juró no volver nunca. Y, si esto fuera poco, un ángel blanco revolotea a su alrededor, dispuesto a seducirla sea como sea.
Las cosas se están volviendo más oscuras para la pelirroja Damnare… pero todavía no conoce la verdadera magnitud de esa oscuridad. El pasado está a punto de mostrar su cara más amarga. Y su maltrecho corazón puede que sea herido mortalmente.
 
Cuando vi que había segunda entrega de esta serie, me puse muy contenta. La verdad es que no me gusto mucho como termino Damnare, pero claro, si era porque había continuación, pues es otra cosa. Claro, ahora solo faltaba ver como lo hacia, pues lo que vivieron Liva y Caden es muy complicado de superar.
Una vez terminado no imaginaba que la autora le fuera a dar esta vuelta de tuerca a la historia, pero ahora que lo he leído, le veo todo el sentido de la historia y del desarrollo.

Liva intenta seguir con su vida después de todo lo ocurrido en la primera novela, aunque no es fácil, nada fácil. Todo le recuerda a Canden y no se le olvida que lo que paso fue por su culpa. No debería haber ocurrido como fue y ella ahora no puede hacer otra cosa que seguir luchando por lo que ambos creían, peleando contra todos, incluidos los ángeles caídos.

Nada más empezar el libro, vemos que Liva ya sabe manejar mucho mejor sus poderes de Damnare, sabe sus cualidades y limitaciones. También han habido cambios, pues ya no viaja solo con Bosco, Mosley se ha nombrado protector de Liva.
Su lucha vuelve a ser mas complicada de lo que piensan, pues un nuevo ángel caído aparece en la ciudad y va a por Liva.
Bien, aquí es cuando empieza lo interesante, pues se incorporan nuevos personajes, como son Beth, Ariel, un ángel blanco y Bob, un nigromante. Todos estarán del lado de ella la ayudaran con su lucha.

No os quiero desvelar muchas más cosas, pues quiero que lo que realmente es importante en el libro, la lucha tan dura que comienza Liva, la descubráis vosotros. Pero deciros que en ella, si es preciso, se dejara hasta su vida, pues si le sale mal, ya no tiene importancia continuar con nada más.
Sus enemigos son muy fuertes, pues en esta ocasión el ángel caído esta en manos de una Moria y esta esta dispuesta a terminar con Liva.

Un libro lleno de sentimientos, de acción, de lucha y esfuerzo, de amistad y amor. La trama, la fluidez de la narrativa no decae en ningún momento y combina muy bien todos los frentes que hay abiertos. Por un lado esta la lucha contra el mal, pero lo más importante es Liva, el como se siente, lo perdida que se siente en estos momentos y lo oportuna que es la aparición de Ariel y lo que le hace sentir, o no sentir mas bien, pues le hace olvidarse de su dolor.
Un libro completo, pero sobre todo con un final que me encanta, que lo cierra todo y que hace que el libro lo valore mas.
Seguiré de cerca a la autora para ver sus próximas obras.

Sara.

4 comentarios:

  1. Este no me termina de llamar aunque no lo descarto. gracias

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que estos libros no me terminan de llamar, así que no creo que me anime a darle una oportunidad :P Aún así, me alegra que hayas disfrutado tanto de la lectura :D
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por la reseña, aunque no se yo si será una lectura que me enganche.

    Por cierto soy Pérfida
    Un saludo coleguita

    ResponderEliminar
  4. Hola! No conocía el libro, no tenía ni idea de esta saga quizás más adelante le de una oportunidad. Un besote

    ResponderEliminar

Este blog se alimenta de tus comentarios. Muchas gracias por tu pequeña aportación.